Después de haber introducido las diferencias generales entre Capacidad y Madurez BIM en el Episode 11, presentaré algunos de los modelos de madurez disponibles y aplicables actualmente [1], de forma breve. La intención es entender qué han conseguido otras organizaciones e individuos en este tema e intentar definir con precisión un modelo apropiado para medir el desempeño que pueda ser adoptado o modificado para evaluar las competencias BIM [2].


Este episodio también está disponible en otros idiomas. Para obtener una lista de todos los episodios traducidos, por favor consulta el siguiente enlace http://www.bimthinkspace.com/translations.html

La versión en español sigue a continuación:


¿Por qué es importante esto? Si los equipos y organizaciones implementan BIM para conseguir los incrementos de productividad que se promueven, estas implementaciones debe poder medirse, comparándolas con algún tipo de punto de referencia del sector y, más importante aún, certificadas de forma independiente. Sin una medición, las empresas que ofrecen servicios de diseño, construcción u operaciones no tienen ninguna base sobre la que mejorar sus procesos y entregables. Sin puntos de referencia ni certificados, los clientes que deseen contratar a esas organizaciones no tienen una manera consistente de comprender las competencias BIM de estas últimas.

Es una obviedad que el sector de la construcción necesita una herramienta especializada para evaluar las implementaciones de BIM para identificar las capacidades BIM reales frente a los maquillajes BIM flagrantes. Lo que requiere una reflexión es (UNO) ¿qué métricas BIM debería medir esta herramienta?, (DOS) ¿cómo realizar estas mediciones?, y (TRES) ¿cómo certificar los resultados de la medición para que puedan ser de confianza e indispensables para elegir los socios de un proyecto y/o mejorar el desempeño BIM?. Este post se centrará en una pequeña parte de la primera pregunta.

El primer paso para identificar métricas adecuadas sería buscar si existe una herramienta de medición de desempeño que también lo sea, mejor que desarrollar una nueva desde cero, y después mejorarla. Echemos una ojeada a las herramientas existentes que sean de aplicación:

Herramientas y Modelos de Madurez aplicables

Un ‘modelo de madurez’ es simplemente un ‘conjunto de niveles de mejora de desempeño’ que puede lograr una organización o un equipo de proyecto. Hay muchos modelos de madurez pertinentes para nuestra búsqueda, pero sólo voy a mencionar algunos de ellos a continuación:

1COBIT, Control Objects for Information and related Technology – Information Systems Audit and Control Association (ISACA) and the IT Governance Institute (ITGI) - weblink
2CMMI, Capability Maturity Model Integration - Software Engineering Institute/ Carnegie Melon - weblink
3CSCMM, Construction Supply Chain Maturity Model - Vaidyanathan & Howell (2007) [3]
4I-CMM, Interactive Capability Maturity Model desarrollado como parte det National BIM Standard (NBIMS) v 1 Part 1 – un proyecto de National Institute for Building Sciences (NIBS), buildingSMARTalliance™ - weblink
5Indiana University BIM Proficiency Matrix - weblink (MS Excel File)
6Knowledge Retention Maturity Levels - Arif, Egbu, Alom and Khalfan (2009) [4]
7LESAT, Lean Enterprise Self-Assessment Tool - Lean Aerospace Initiative (LAI) at the Massachusetts Institute of Technology (MIT) - weblink
8P3M3, Portfolio, Programme and Project Management Maturity Model – Office of Government Commerce (UK) - weblink
9P-CMM®, People Capability Maturity Model v2 – Software Engineering Institute / Carnegie Melon - weblink
10(PM)², Project Management Process Maturity Model - Kwak & Ibbs (2002) [5]
11SPICE, Standardised Process Improvement for Construction Enterprises - Research Centre for the Built and Human Environment, University of Salford – Hutchinson & Finnemore (1999) [6]
12Supply Chain Management Process Maturity Model and Business Process Orientation(BPO) maturity model - Lockamy III & McCormack (2004) [7]
......

Tabla 1: Ejemplos de Modelos de Madurez relevantes para BIM

Todos los ‘modelos de madurez’ anteriores son pertinentes para el sector de la construcción (hay muchos más) pero sólo dos de ellos han demostrado la capacidad de medir la madurez específica de BIM: I-CMM de NBIMS y BIM Proficiency Matrix [8] de la Universidad de Indiana. Dado que los esfuerzos de la Universidad de Indiana son muy recientes y todavía no están bien documentados, sólo revisaré la herramienta de I-CMM:

Una vista rápida del modelo de madurez de NBIMS

Empezamos por la definición:  establece “definiciones estándar para los traspasos de información de la construcción para apoyar contextos críticos de negocio utilizando semánticas y ontologías normalizadas..(para ser).. implementadas en el software”. NBIM Standard v 1 – Part 1 propone un Modelo de Madurez y Capacidad (CMM) a los “usuarios para evaluar sus prácticas empresariales a lo largo de un continuo o un espectro de niveles de funcionalidad técnicos deseados… (y para medir) el grado a partir del cual un modelo de información de la construcción implementa un Estándar BIM maduro”[9].

Hay dos versiones de CMM de NBIMS. La primera es una tabla estática donde se identifican 11 Áreas de Interés (AdI) medidas en base a 11 Niveles de madurez creciente (Fig.1). La segunda es el Modelo de Madurez y Capacidad Interactivo (I-CMM) un libro de Microsoft Excel® con varias pestañas basado en la tabla estática y que utiliza una puntuación para cada área de interés.

12.1 Tabla CMM NBIMS

Fig.1. Tabla CMM NBIMS (descargar el fichero MS Excel de http://bit.ly/NBIMS)

El I-CMM de NBIMS se basa en el concepto de BIM Mínimo, es decir, un proyecto debe lograr una puntuación total de madurez mínima para ser considerado un ‘BIM verdadero’. Cuando se presentó por primera vez, NBIM Standard, v 1 estableció que “uno debería obtener una puntuación mínima de 20 (puntos – media ponderada) para considerar la madurez BIM verdadera”. Sin embargo, precisó que la puntuación mínima no era fija pero “depende de la fecha en que se use (la herramienta I-CMM)”. Por tanto, la puntuación mínima puede cambiar cada año o “si el nivel se eleva y las propiedades piden más de los modelos a entregar” [10]. De hecho, en las nuevas versiones de la herramienta Excel (v1.9), la puntuación BIM Mínima ha subido hasta 30 y posteriormente a 40 puntos.

Limitaciones de la herramienta I-CMM de NBIMS

El modelo de madurez y la herramienta de NBIMS todavía se encuentran en sus primeros días de desarrollo y pueden cambiar de forma significativa. Sin embargo, tanto el modelo como la herramienta presentan limitaciones significativas que paso a comentar [11]:

La herramienta I-CMM ha sido diseñada para ser usada como una “herramienta interna..(para)..determinar el nivel de madurez de un proyecto BIM individual frente a un conjunto de criterios ponderados que se acordó como deseables en un modelo BIM” [12][13]. I-CMM se centra fundamentalmente en la medición de la gestión de información BIM y no debería utilizarse como un punto de referencia para otras métricas” [14] incluyendo aquellas referidas a la arquitectura, ingeniería, construcción y gestión. Así mismo, I-CMM no se diseñó para ser usada como “una herramienta para comparar los BIM o las implementaciones BIM” [15].

Además de las limitaciones estructurales anteriores, teóricamente el sistema de puntuación de I-CMM puede generar resultados diferentes (certificados) para el mismo proyecto BIM si la herramienta es utilizada por diferentes usuarios o en momentos diferentes. Esto se pone en evidencia en la manera que NBIMS ‘permite’ a los usuarios modificar la ponderación de AdI de acuerdo con sus requisitos específicos (ver pág. 79 de NBIMS v1 Par 1). Esta variabilidad en la ponderación de las AdI junto con una puntuación BIM mínima ‘sensible a la fecha’ limita tanto la fiabilidad de la herramienta como su utilización como una herramienta de medición independiente del mercado de todo el sector.

La necesidad de una herramienta completa

Si uno dedica suficiente tiempo y energía para analizar las fortalezas y limitaciones de los modelos de madurez disponibles se dará cuenta de lo que falta: una herramienta especializada de Capacidad y Madurez BIM que la puedan utilizar las organizaciones internamente y los asesores independientes externamente, pueda medir las métricas clave relacionadas con BIM, tenga un sistema de puntuación consistente e igualmente utilizables en mercados, disciplinas o tamaños de organización.

Sin duda, no es realista esperar que las organizaciones de forma independiente desarrollen sus propias herramientas de medición y las impongan a todas las otras. Tampoco es práctico pedir a los agentes del sector que confíen en herramientas desarrolladas por otros sectores y que no son adecuadas para medir BIM. Finalmente, no es útil adoptar herramientas existentes que – aunque desarrolladas para BIM – ni pueden medir todos los indicadores BIM ni son consistentes en sus mediciones.

¿Cuál es la solución a todo esto? ¿Se puede desarrollar un modelo de madurez y una herramienta de medición para detectar el ‘maquillaje BIM’, medir la ‘BIMidad’ y permitir certificación fiable de las organizaciones que invierten, desarrollan y mantienen sus competencias BIM?

El próximo episodio abordará el Índice de Madurez BIM.


[1] El término ‘modelo’ en este post significa ‘modelo de conocimiento’ y no ‘modelos basados en objetos’ como se asocia habitualmente en BIM.

[2] Las competencias BIM son las capacidades genéricas que los equipos y organizaciones necesitan adquirir a medida que adoptan y mejoran sus tecnologías BIM, procesos y políticas. Estas competencias incluyen capacidades técnicas (p.e. traspaso de datos de modelo) y no técnicas (p.e. gestión de equipo virtual) pero todas ellas son importantes para pasar de Pre-BIM a IPD a través de un enfoque sistémico y medible. Las competencias BIM están agrupadas en conjuntos que se utilizan para establecer los puntos de referencia tanto de Capacidad como Madurez. Hablaré de Competencias en un futuro post.

[3] Vaidyanathan, K., & Howell, G. (2007). Construction Supply Chain Maturity Model – Conceptual Framework, International Group for Lean Construction (IGLC-15). Michigan, USA.

[4] Arif, M., Egbu, C., Alom, O., & Khalfan, M. M. A. (2009). Measuring knowledge retention: a case study of a construction consultancy in the UAE. Engineering, Construction and Architectural Management, 16(1), 92-108.

[5] Kwak, Y. H., & Ibbs, W. C. (2002). Project Management Process Maturity (PM)2 Model. ASCE, Journal of Management in Engineering, 18(3), 150-155.

[6] Hutchinson, A., & Finnemore, M. (1999). Standardized process improvement for construction enterprises. Total Quality Management, 10, 576-583.

[7] Lockamy III, A., & McCormack, K. (2004). The development of a supply chain management process maturity model using the concepts of business process orientation. Supply Chain Management: An International Journal, 9(4), 272-278.

[8] BIM Proficiency Matrix de la Universidad Indiana incluye 8 categorías medidas en base a 4 niveles de madurez/profesionalidad. La matriz parece que se centra en la exactitud y riqueza del modelo digital (como un producto final) y se fija poco en el proceso de creación del modelo. Más información disponible en http://bit.ly/iuBIM. Agradezco al Dr. Umit Isikdag (University of Salford – UK) por brindarme su tiempo y atención.

[9] NIST. (2007). National Building Information Modeling Standard v 1.0 – Part 1: Overview, principles and Methodologies: National Institute of Building Sciences (Page 75).

[10] Igual que la anterior (Page 72)

[11]I will be reviewing the NBIMS CMM and I-CMM in more detail as part of my upcoming chapter ‘BIM Maturity Matrix’ in the Handbook of Research on Building Information Modeling and Construction Informatics: Concepts and Technologies (http://bit.ly/BIMhandbook).

[12] Ver AECbytes Viewpoint #33 (December 6, 2007), http://bit.ly/AECbytes1.

[13] Suermann, P. C., Issa, R. R. A., & McCuen, T. L. (2008). Validation of the U.S. National Building Information Modeling Standard Interactive Capability Maturity Model 12th International Conference on Computing In Civil and Building Engineering, October 16-18. Beijing, China.

[14] NIST. (2007). National Building Information Modeling Standard – Version 1.0 –  Part 1: Overview, principles and Methodologies: National Institute of Building Sciences (Page 80).

[15] Igual que el pie de nota 10.